7 ene 2024

ENTRETIEMPO

 



Pasearé delante de ti

como si el tiempo me hubiera curado, 

como si nunca hubiera tenido la ilusión

de reposarme en tus cavidades, 

entera y finita, 

en tu paisaje de piel.

 

Sonreiré así, de costumbre, 

como si no hubiera estudiado el calendario, 

como si tu vaivén me diera igual, 

al encontrarte en sitios comunes, 

mundano y chispeante, 

sobre mi piel fundida.

 

Caminaré con desgano, 

como si las agujas estuvieran de entretiempo,   

como si el retraso fuera proporcional

a la ilusión de la bienvenida, 

tibia e insonora, 

en mis ojos de pez.

 

Me pegaré a pretendientes, 

como si actuara para Allen, 

como si quisiera vivir esa vida

que Venus me hace mostrarte, 

agobiada y brusca,   

en tus complacientes ojos. 




Aldana M. Giménez 

26/5/23 

20 ago 2023

CON EL MANOJO DE LLAVES EN EL BOLSO

 



En cada error argumentativo,

llevo remarcado un nombre,

como si mi propia voluntad

aún no supiera sobre zonas de confort,

donde la pena es protagonista.

 

En cada sinalefa escapada,

reposa mi emoción adolescente,

como si su lírica escápula

se burlara de mí al cometer el mismo error,

y soy mi propio antagonista.

 

Por cada verso que pierde fuerza,

disperso una luna menguante,

como si un karma de personaje secundario

me invitara a no hacerme cargo de mi vida,

aún con el manojo de llaves en el bolso.

 

Por cada décima sin rima,

me burlo de su insensatez,

como si mi sexto sentido

siguiera durmiendo en una cuna pequeña,

sin niñera que lo despierte.

 

En cada falta de coherencia,

me dejo ganar por el pecado,

como si mis ideas me pudieran llevar al infierno,

donde lo arrastro conmigo,

como villano universal.

 

 

Aldana Michelle Giménez

4/7/23


24 may 2023

NACIÓN DE AIRE


 


Creería de nuevo en la bondad,

solo por cómo exhala cuando sonríe,

en los papeles informativos,

el aire es calmo y dulce,

porque él inunda de toda paz.

 

Volvería a querer ser acompañada,

por cómo sus ojos rompen olas,

en los días menos emocionantes,

el tiempo es fresco y suave, 

porque él equipara toda calamidad.

 

Aceptaría rendirme esta vez,

solo por cómo se liga con mis pausas,

en los planes a futuro

la tierra es firme y lisa,  

porque él se expande en mis sueños. 



Aldana Giménez 

7/2/23 

22 ene 2023

HUMO

 



A las nubes que van y vienen,

a la luna que brilla un día más que otro,

a las abejas que llevan el polen,

al jazmín que florece cada primavera,

a la lluvia que cae y se seca,

a la temporada de otoño que sigue,

nadie les habla de aburrimiento

solo porque ya los vieron antes.

 

En tus manos cansadas,

en tus pasos que ya no sabes detener,

en tu piel envejeciendo sin control,

en tu aspecto incalculado,

en tu rutina de causa y consecuencia,

en tu voz que cuenta, pero no dice,

solo te falta un lapsus desmedido

de juventud y rojeces.

 

A las nueve de la noche

en mi puerta o la tuya,

a la persiana con llave

entre paredes redescubiertas,

a tus ojos destapados con picardía

en mis labios para estrenar.

Búscame en el humo nocturno,

que te pone sonriente y liviano.

 

 


Aldana M. Giménez

16/12/22


16 nov 2022

DESIGNIO

 




Tal vez, por un ínfimo instante,

todos estemos siendo los buenos.

Entre partículas ligeras,

viajan destellos holográficos simples,

pegándose en las mejillas,

eludidos por orificios invisibles,

llegando al corazón del otro,

despertándole magnetos naturales,

que habían estado a la espera, dormitados,

por tener fe en que la gente buena existe.

 

Tal vez, por un lapsus en la noche,

todos terminemos siendo los buenos,

entre cubiertos espacios

con perfume a reconocida menta,

brindando un color en los labios,

leyendo genuinas disculpas,

llevándonos a la cama una bocanada serena,

descansando en sábanas nuevas y celestes,

vigilamos la voz de la conciencia, mutada,

un segundo sin nada que reclamarnos.

 

Tal vez, como un acto reflejo

que actúa y luego procura entender,

todos queremos ser los buenos. 





Aldana M. Giménez 

4 oct 2022

VISIÓN AMERICANA


 Museo del Mar, Bs. As. 





La Rivka de tu Adam.

Él siempre supo

dónde estaría hoy,

lo manifestó su lengua,

su perspectiva,

su visión americana,

y creyó en mí,

en un talento mágico

que nos haría llegar lejos,

aún viviendo en Argentina,

pero yo

nunca supe cómo seguir,

nunca encontré el volante invisible,

en mi costumbre latina,

trabajé duro y gratis,

viendo el desvanecer de sueños

que jamás conseguí visualizar,

y él ahí,

todo echado a perder,

revolcado en mediocridad,

diminutos movimientos,

cansado,

y yo acá,

pasando los días en formol,

llorando por las paredes,

dudando si por un instante fuimos

nuestro propio tren,

nuestra verdadera oportunidad,

la chispa de partida,

la luz del camino,

el comienzo de la historia,

un premio de millón,

dudo,

si también vibró alto

conmigo.

El Adam de mi Rivka

se quedó en una pileta

de metro cuadrado,

cebando mates para nadie. 



Aldana M. Giménez 

21/5/22 

22 nov 2021

26

                                                               




Primero escanean el exterior,

un impacto,

después evalúan el comportamiento,

una sonrisa,

una respuesta que ellos no pensaron,

un movimiento con el pelo,

la caída en el tono de la voz.

¿Estoy aprobada?

Porque

qué atractivo les resulta

cuando les digo mi edad,

pero

¿No dicen que es solo un número?

No tanto,

un día se agota el tiempo para tener hijos,

un día aparecen las canas,

un día te das cuenta que querés despertar con alguien,

o no,

y querés casarte,

o no,

y querés construir tu casa, con un quincho para recibir visitas,

o no.

¿Hasta cuándo uno es conveniente?

Juvenilmente hablando

3,

2,

1……………………………………………………………………………………………………………………………………





Aldana M. Giménez